En qué creemos

  • Nuestras convicciones no difieren de los principios básicos de la fe cristiana expresados en el credo apostólico.

  • Creemos en un Dios trino (Padre, Hijo y Espíritu Santo), que Jesucristo nació, creció y vivió como hombre para anunciar a toda la humanidad la voluntad de Dios y que murió en la cruz para pagar por nuestras culpas y permitirnos así volver a reconciliarnos con Dios.

  • Proclamamos la buena noticia que Jesús murió pero volvió a vivir y su voluntad es que todos lleguemos a estar en perfecta paz con El y entre nosotros.

 

  • Afirmamos que el Espíritu Santo sigue en la actualidad asistiendo a toda persona que busque con sinceridad acercarse a Dios y llevar una vida que refleje al Señor. Creemos que sus dones están presentes en la iglesia y que por medio de ellos Dios sigue edificándonos cada día.

 

 

  • Practicamos los valores que Jesús enseñó en su vida terrenal, esforzándonos en alcanzar el ideal propuesto en las Sagradas Escrituras (La Biblia)

 

 

  • Somos activos promotores de la unidad de todos los cristianos pues estamos convencidos que Jesús quiere una sola iglesia sin divisiones ni enemistades.

 

  • El camino que hemos elegido para promover la unidad cristiana es el de amar a todos los que de corazón siguen a Jesús, dialogando abierta, sincera y respetuosamente, partiendo de nuestras coincidencias para avanzar en otras áreas cuando hayamos fortalecido nuestra relación.